Que muchas de las empresas de este país se construyen a imagen y semejanza de sus propietarios y de un grupo de empresarios anclados en el tardofranquismo, es algo obvio. Mientras a políticos, expertos de medio pelo, tertulianos y liantes se les llena la boca hablando de modernidad, redes y demás, la realidad siempre se muestra mucho más prosaica, apenas un 30% de las empresas de nuestro país utilizan las redes sociales o los blogs para dirigirse a sus clientes.

La escasa presencia de blogs corporativos en las empresas españolas se compensa, en este caso, con la creciente presencia de las empresas españolas en redes sociales profesionales y abiertas, Facebook, Twitter o Linkedin registran un elevado número de perfiles de empresa y de sus directivos. Con un 60% Facebook es el más utilizado por las marcas españolas seguida de la red de microblogging Twitter.
Aún así, la comunicación en redes sociales sigue siendo uno de los puntos débiles de la empresa española. No en vano, el blog corporativo como medio de comunicación directo o para informar de las últimas novedades y servicios tiene en nuestro país una escasa penetración en comparación con otros países europeos, según un estudio realizado por la agencia NCA, a partir del Social Media Search (SoMeS), la herramienta de medición de audiencias de redes sociales y blogs.

La importancia de los blogs corporativos

Paradójicamente, el blog corporativo es una de las herramientas más valoradas por los usuarios que valoran muy positivamente el acercamiento que este tipo de herramienta ofrece así como el sentimiento de cuidado por parte de la empresa. Estos datos son sorprendentes, aún cuando el costo de tener un blog es relativamente bajo. Los beneficios del blog corporativo son mucho mayores que las desventajas. Los beneficios incluyen:

Visibilidad: Los blogs agregan páginas al contenido de su sitio, siempre relacionado con su esfera de conocimiento, y ayudan a que tanto el público como los motores de búsqueda lo encuentren en línea. Disponga un espacio para los comentarios y tendrá aún más contenido creado por la comunidad de usuarios.

Credibilidad: Cuando los clientes ven que un miembro de la empresa escribe sobre un evento, suceso o producto aumenta la confianza sobre producto y productor.

Diferenciación: Un blog nos diferencia del resto de la competencia y permite que los nuevos visitantes conozcan nuestros productos y nuestro negocio.

Mejor interacción y  reposición de los clientes: Los clientes hacen comentarios -no siempre buenos- a través del blog. Hay que poder aceptarlo, pero le da a uno una gran oportunidad de discutir con la comunidad lo que uno hace.

Inmediatez: El blog permite una comunicación continua y oportuna.

Un blog debe ser informal, al contrario de lo que muchos opinan, pero debe representar a la empresa de manera clara y honesta. Debe estar escrito por una persona identificable, que pueda ofrecer una imagen de su negocio o industria que el resto de los canales de comunicación tradicionales no permiten. Lo interesante sería que una gran mayoría de los empleados sumasen entradas. Haga lo que haga, sean originales. No copien contenidos.Vincúlelo con contenidos relevantes. Atraiga al lector hacia su punto de vista, su experiencia, y de este modo atraerá más lectores a los cuales logrará fidelizar.
En nuestro país, tan sólo el 27% de las empresas españolas utiliza de manera activa estas bitácoras online. Los contenidos audiovisuales constituyen otros de los puntos débiles del empresariado español que mantiene en torno al 33% presencia en Youtube y Flickr, respectivamente, para subir y colgar sus vídeos o fotos.

Anuncios