Category: SEO


¿Sabíais que Amazon obtiene entre el 25 y 30 % (el 57% según algunos estudios) de sus ingresos de la venta de los libros que no son los habituales superventas?. Otro datom el 20% de las películas en DVD que alquila Netflix son documentales, películas de serie B, para minorías, etc., no las películas populares. Las estadísticas de la compañía Rhapsody, que permite descargar música por suscripción, muestran que un 22% de sus ventas provienen de canciones que no se escuchan en los medios de comunicación normales. ¿Qué es lo que les ayuda a estas empresas a tener ese volumen de ventas?

La larga cola
Analizando estos datos y tendencias, C. Anderson, editor jefe de Wired Magazine, escribió a finales del 2004, ya ha llovido desde entonces, el artículo The Long Tail, que ha tenido bastante repercusión, en el que presenta un nuevo modelo económico favorecido por Internet. Según Anderson la red y el entorno digital han cambiado las leyes de distribución y las reglas del mercado. La reducción en el coste de almacenamiento y distribución que permiten las nuevas tecnologías, hace que no sea ya necesario focalizar el negocio en unos pocos productos de éxito, en los superventas. Hay que darse cuenta de que ahora existen dos mercados: uno centrado en el alto rendimiento de pocos productos y otro, nuevo y todavía no familiar, basado en la suma o acumulación de todas las pequeñas ventas de muchos productos, que puede igualar o superar al primero. Son el antiguo mercado de masas y el nuevo nicho de mercados, representados por la cabeza y la cola de la conocida gráfica de distribución estadística.Long tail en SEO

El modelo tradicional se asienta en las limitaciones geográficas y físicas, ahora reducidas por las nuevas tecnologías. Las empresas necesitaban concentrar una audiencia numerosa y generar una gran demanda en un ámbito geográfico manejable para que fuera rentable su negocio. También el coste de almacenaje y distribución de sus productos les llevaba a centrar su actividad en unos pocos artículos fácil y rápidamente vendibles. Por esto, las librerías tienen disponibles básicamente los libros que tendrán un volumen de ventas alto, pero no acumulan libros que comprarán un número muy reducido de personas. De la misma forma, las tiendas de discos mostrarán en sus estanterías únicamente los discos de interés para una amplia audiencia. El alto coste de almacenamiento no les permite alternativas.

Estas restricciones físicas no son, sin embargo, significativas en el entorno digital. Los costes de almacenaje y distribución de Amazon, Netflix y Rhapsody son bajos, lo que les permite disponer de un catálogo de productos muy amplio, que cubre una gama extensa de gustos e intereses. Amazon tiene un catálogo de 2.300.000 de libros, mientras que su competencia en el mundo físico, Barnes&Noble, dispone de 130.000. Netflix tiene 25.000 películas y su rival offline posee 3.000. Rhapsody disfruta de un catálogo de 735.000 canciones, en lugar de los 39.000 que tiene Walmart.
Estas tiendas online pueden tener en sus estanterías tanto los libros y la música de gran demanda como los que compran pocas personas. De estos últimos venden pocos, pero sumados generan un gran beneficio. Un gran número de productos, aunque tengan un volumen de ventas bajas, acumulados pueden producir un gran beneficio.

El mundo digital parece superar la ley de Pareto o regla del 80/20, que recomendaba centrarse en el 20% de los productos y usuarios para obtener el 80% de los ingresos. Muchas de las empresas de éxito online incluyen en su estrategia la long tail, atendiendo a la demanda de lo popular, lo menos popular y lo raro, es decir, dando respuesta a todo tipo de segmentos, intereses y nichos de mercado. Por ejemplo, Google descubrió que la long tail era un mercado publicitario interesante. Existen unas pocas palabras muy buscadas, pero la mayoría de las búsquedas son muy diferentes. Google no dirigió su atención a sacar beneficio de las pocas búsquedas muy frecuentes o mercados grandes (la cabeza), como hace la publicidad tradicional, si no que se centró en las distintas y variables búsquedas, diseñando un modelo para los publicistas pequeños que se dirigen a mercados pequeños (la cola), como hacen de forma eficiente los adwords.

Ayudar a encontrar las cosas

Para que sean comprados o contratados los numerosos productos que forman la long tail, es imprescindible que sean visibles y accesibles. En el modelo tradicional esto tendría unos costes muy altos en marketing y promociones, pero Internet permite una considerable reducción de costes de difusión y comunicación.

Existen diferentes herramientas y métodos para ayudar a encontrar a los usuarios lo que es de su interés dentro de la larga cola. Están los clásicos buscadores generalistas o los buscadores especializados para encontrar contenidos. También el correo electrónico, la mensajería instantánea o los chats sirven para que funcione la eficiente versión del boca a boca entre los amigos o conocidos, además de la publicidad de diferente tipo que muchos incorporan. Otros métodos clásicos son las recomendaciones (tanto de personas, como de sofware, como los conocidos de Amazon, “los clientes que compraron este libro también compró:” o “los clientes interesados en este título también pueden estar interesados en:”), los rankings (de diferentes tipos, por ejemplo de mayores ventas), las reseñas de críticos, editores o creadores de opinión, etc.

Existen nuevas formas de dar a conocer los productos de la larga cola más efectivos y certeros que la publicidad tradicional, como el adwords de Google, que permite realizar una campaña dirigida hacia una audiencia determinada.

Sin embargo, la novedad está en la creciente variedad de herramientas actuales (blogs, tags, RSS, wikis…) que permiten publicitar y dar a conocer el gran número de productos existentes en la long tail.

  • Los web blogs facilitan la difusión de contenidos y artículos poco conocidos. Las recomendaciones de amigos y de bloggers fiables y reconocidos son un eficaz y convincente medio de propagación.
  • Los etiquetados sociales o tags creadas por los propios usuarios, similares a los de Delicious y Flickr, Twitter,  pueden ser otro elemento importante de promocionar productos y hacerlos emerger de la oscuridad de la larga cola. Este etiquetado puede utilizarse para crear una nueva organización de categorías del sitio, más fácil de entender por los usuarios y con más atractivo.

    Amazon también utiliza palabras clave o tags en las páginas de productos. Los usuarios pueden consultar qué palabras clave han puesto los usuarios al producto y también pueden introducirla ellos mismos. Si alguno no le gusta cómo organiza Amazon los libros puede navegar entre ellos a través de las palabras de otras personas.

  • Las redes sociales de amigos y conocidos son herramientas altamente virales interesantes para una compañía, ya que permiten dar a conocer contenidos e información de una forma rápida y con un coste reducido.

    La compañía Netflix ha introducido el sistema de red social en el alquiler de DVDs (Netflix Friends) para aumentar la distribución de películas y fomentar las recomendaciones de productos entre conocidos. Los clientes suscritos que formen parte de una red pueden saber lo que están viendo sus amigos, ver la puntuación y comentarios que han dado a las películas, realizar pequeñas reseñas , sólo vistas por los amigos, de las películas que han visto que pueden ayuden a seleccionarlas, hacer recomendaciones, etc.

  • La sindicación de contenidos (RSS) permite aumentar la visibilidad de contenido. Las personas interesadas en recibir información de cierto tipo pueden consultar desde una sola página las novedades sin necesidad de visitar las diferentes páginas de donde procede el contenido. Las compañías pueden promocionar sus productos entre las personas que están interesados en ellos, permitiendo que esta información aparezca en diferentes páginas de Internet, aumentando su difusión, y superando las trabas que sufre actualmente el correo electrónico debido al spam.
  • Otra forma de interacción social permitida por Internet es el wiki, que son un conjunto de páginas que pueden ser visitadas y editadas de forma participativa por cualquier persona en cualquier momento.

    Algunas compañías como Amazon o ProductWiki ofrecen wikis a sus usuarios, lo que permite hacer accesibles los productos de la long tail (poco frecuentes o raros, interesados a nichos concretos de mercado, difíciles de encontrar), limitado sólo por su esfuerzo. Pueden mejorar el nivel de información y profundidad de los productos y de introducir factores de confianza en algunos usuarios desconfiados de comentarios más oficiales.

  • El podcasting, archivos de sonidos que se descargan y se pueden escuchar y reproducir en cualquier momento, permite difundir productos minoritarios y realizar recomendaciones y críticas, y es un método aprovechable por las compañías.

    PodFlix es un podcasting en el que realizan reseñas y discusión sobre películas y novedades de Netflix, lo que aumenta la promoción de sus productos.

Para las empresas pequeñas y grandes, el objetivo de Twitter y otros medios sociales es construir relaciones.
Twitter
es un foro democrático perfecto: Si a la gente no le gusta lo que tienes que decir, pueden hacerte desaparecer para siempre con un simple voto negativo: unfollow.Los más espabilados ya saben que en el presente hay que olvidarse de vender productos y captar clientes. Ahora el plan es construir relaciones personales.
Y para empezar a triunfar o continuar en la brecha, aquí te dejo estos consejos que, aunque están dirigidos a las empresas para el uso de Twitter, también valen para todos.

  • Designa a una sola persona como enlace de medios sociales. De ésta depende mucho.
  • Crea múltiples cuentas de correo si es necesario: Una oficial y otra para cada empleado.
  • Utiliza un cliente: Seesmic o TweetDeck, HootSuite o CoTweet.… ¡Son imprescindibles para gestionar decenas de miles de seguidores!
  • Ayúdate con las listas para gestionar los seguidores. Bien usadas son muy útiles para las empresas.
  • Céntrate en hacer una bío brillante: significativa y original. Estos 160 caracteres son muy relevantes a la hora de atraer seguidores; y procura incluir palabras clave.
  • Elige un nombre de usuario corto que incluya la palabra clave y utiliza tu nombre real.
  • Utiliza una foto en lugar de un logotipo: Hace tu cuenta de Twitter más personal.
  • Autenticidad y naturalidad: Sé honesto y personal, amistoso. La gente no quiere hablar con marcas sino con personas. No automatices, te odiarán.
  • Credibilidad: No mientas. La credibilidad en los medios es fundamental.
  • No spamees: Simplemente no lo hagas. Los DMs excesivos, mensajes repetidos y la información constante molesta.
  • Sé social: Diviértete, haz conexiones, y haz un uso de Twitter “para siempre”.
  • Comparte tu Twitter ID: Pon tu ID de Twitter en tu correo electrónico, tarjetas de visita, y otras redes de medios de comunicación social, en blogs y foros.
  • Comparte tus medios de información, vídeos, entrevistas, eventos, artículos y todo sobre tu negocio.
  • Actualización diaria: Actualización al menos una vez al día. No es para tanto!
  • Sigue a las personas pertinentes: Conecta con los colegas, los periodistas, los competidores y los admiradores de tu marca, la mayoría te seguirá y serán muy útiles.
  • Celebra concursos: Celebrando concursos conseguirás que los seguidores se interesen más en lo que tuiteas.
  • Tuitea todo lo que escribas en tu blog. Si piensas que algo no es interesante para Twitter, mejor no lo escribas en tu blog.
  • Utiliza los hashtags: Con TAGdef:, puedes encontrar el significado de un hastag concreto y, si no existe, crearlo tú. Promueve la campaña que usa tu hashtag en otros medios sociales, como tu blog.
  • Haz preguntas, da respuestas: Recopila información: Pide opiniones a los seguidores, que les gustaría y cómo mejorar.; y contesta siempre sus preguntas.
  • Tuitea durante las horas punta: Las personas tienen más probabilidades de ver tus tuits durante el horario comercial.
  • No compres seguidores La mayoría de esas ofertas son una estafa. Los ganarás tuiteando cosas interesantes.
  • No grites.
    Procura tuitear mensajes que tengan algún valor real para los seguidores (como una oferta, una novedad).
  • Repite tus tuits. Guy Kawasaki repite sus tuits 4 veces al día y recibe un promedio de 600 RT cada vez. Los principales medios, como CNN, repiten las noticias cada hora, porque saben que las personas no escuchan cada minuto del día.
  • Prepárate para los comentarios negativos No importa lo que digas, es normal que algunas personas no estén de acuerdo en Twitter. No dejes que nadie te diga cómo utilizar Twiter. Usa Twitter de la forma en que desees utilizarlo.
  • ¿Se pueden poner tuits a cambio de dinero? Guy Kawasaki opina que sí, siempre y cuando el mensaje no vaya en contra de tus propios principios.
  • Monitoriza tu marca: Utiliza las alertas para averiguar lo que la gente dice acerca de tu nombre y tu empresa. Establece un s ervicio para que te notifique cuando se utilizan determinadas palabras clave en Twitter.
    Puedes programar alertas en plataformas de Twitter orientadas a los negocios, como HootSuite o CoTweet.
    Para rastrear “hashtags” puedes usar Twitter search. Puedes ver en tiempo real qué usuarios publican tuits con la etiqueta de tu interés, y suscribirte a un RSS feed con los resultados. Otros dos buscadores de “hashtags” en tiempo real son Monitter y TweetGrid.
  • Mide tu impacto en los medios sociales
    Favstar: Para ver quién favoritea tus tuits.
    TweetShare Para compartir archivos, hacer encuestas y crear tu propia comunidad en Twitter

 

También te puede interesar este artículo de Gaby Castellanos cómo saber si funciona en los Medios Sociales

Y éste otro artículo complementará muy bien: ¿Por qué no funciona mi Social Media? ¿Qué estoy haciendo mal?

Twitter, Facebook, Myspace, Tuenti… A la hora de dar valor a nuestra marca y nuestra empresa, el abanico de posibilidades es tan ámplio como inabarcable. Lo difícil de la tarea de cualquier estratega de marketing es establecer el retorno de la inversión de manera tangible, una cuestión que nos causa multitud de quebraderos de cabeza. En este post analizaremos el ROI de dos de las más usadas redes sociales.

Para las marcas, lograr que alguien comparta su mensaje en Facebook es mucho más valioso que conseguir que alguien mande un tweet con su mensaje.
Así lo asegura la firma ChompOn, que ha realizado un estudio que estima el valor que una empresa le supone a cada una de las acciones que los usuarios realizan en las redes sociales interactuando con la marca.

El dato, en dólares, puede ser muy significativo para cualquier responsable de marketing que se precie. Según el informe –como puede verse en el gráfico adjunto- el que alguien ‘comparta’ en Facebook está valorado en 14 dólares, mientras que el valor de un tweet es de 5 dólares.

Por su parte, un ‘me gusta’ en Facebook está valorado en 8 dólares, mientras que añadir un follower en Twitter está valorado en 2 dólares. Bajo precio el del follower, ¿no?, que se cotiza cuatro veces menos que hacer ‘me gusta’ y convertirse así en seguidor de la marca en Facebook.

Obviamente las valoraciones  fluctúan dependiendo de qué usuario se haga fan de una página, de quién retwittee, y de los contactos y followers que a su vez tenga… pero como media, no está mal saber cómo se valoran por regla general estas acciones y el ‘valor’ que se le otorga en el ámbito del márketing.
La relación entre Facebook y Twitter de 4 a 1 parece clara al menos
. TechCrunch por ejemplo señala el estudio realizado por otra firma, Eventbrite, que valora un ‘compartir’ en Facebook en 2,52 dólares a la hora de comprar entradas, mientras que en Twitter lo valora en 0,43 dólares. Más o menos guarda la misma proporción. ¿Consideráis que es así?

En un artículo anterior anuncié el final de una de las profesiones de moda: la de Comunity Manager. Mientras esta extinción anunciada se produce, algunos cachondos se han dedicado a analizar lo que ocurre en las cabecitas de estos profesionales.

Piñata: aunque te peguen de palos, siempre tendrás que tener un caramelo a mano para ofrecérselo a tu “agresor”.

Conserje: capacidad para ofrecer una atención personalizada incluso en asuntos que deban ser resueltos fuera de la comunidad.

Escultor: capacidad para navegar en la conversación de la comunidad -en ocasiones bastante ruidosa, y extraer información útil y valiosa tanto para la marca como para el cliente.

Guerrero anti-spam: en permanente estado de alerta ante posibles spammers, y hábil para blandir y usar el banhammer para bloquear a aquellos usuarios que no sigan las reglas de la comunidad.

Empatía: capacidad para percibir las “vibraciones” de la comunidad, sea twitter, facebook, un blog o cualquier otra plataforma. Vamos, lo que viene a ser conectar y ponerse en el lugar del otro.

–  Mediavore: primera vez que escucho esta palabra, oigan. Tal y como dice la infografía, capacidad para conocer múltiples plataformas y medios online, como foros, redes sociales, webcasts y poder saltar entre ellas.

Regulador del tráfico: capacidad para saber a qué persona de la organización debe consultar o transmitir determinados mensajes en cada momento.

Animador: capacidad para anunciar novedades y dinamizarlas para que tanto la empresa como los clientes logren sus objetivos.

Jardinero: capacidad para supervisar con diligencia las conversaciones, clientes e ideas generadas como si se trataran de las plantas de un jardín (con mimo y dedicación).

Esponja: capacidad para absorber todo lo que se cueza a tu alrededor, medir la “temperatura emocional” de tu comunidad para poder analizar la salud, satisfacción y engagement de la misma.

Vía: GetSatisfaction

El impacto de las redes sociales en la empresas y las marcas están creando nuevas formas de relación con los clientes así como nuevas necesidades que en  un futuro inmediato afectarán a nuestra forma de entender, medir y comprender las campañas de promoción y publicidad.
En diversos foros, conferencias y seminarios, entre los que destaco los realizados por el AndalucíaLab he ido recogiendo ideas que expongo de manera somera a continuación:

#1 —Las redes sociales están obligando a ofrecer una mejor atención al cliente

En múltiples ocasiones he escuchado a varios expertos que es indispensable estar atento a las quejas que se producen sobre sus marcas y productos. Es maravilloso que un consumidor puede expresar sus quejas en Twitter y obtenga una rápida respuesta. Es muy triste que muchas marcas hayan sido históricamente incapaces de  proveer respuestas a sus clientes a través de sus diversos canales. Si las marcas pueden ofrecer un mejor servicio a través de una respuesta a un tweet que a una llamada telefónica, ¿crearemos una nueva cultura del lloriqueo por Twitter?

#2 — El microsite no debe morir

Ya sea un mediante un “pop-up” para llamar la atención, para diferenciar las marcas dentro de una gran empresa, el concepto del “microsite” sigue siendo viable. Muchas compañías sistemas de ayuda no sólo como una forma de integración de plataformas sino como una forma de dirigir a los clientes hacia las opciones correctas dentro de la plataforma web. A veces es necesario organizar pequeños paquetes de información para lo que los “pop-up son excelentes opciones”. Sin embargo, el traslado del consumidor entre los “sites” conlleva riesgos han de ser tenidos en cuenta. El cliente puede perderse entre las opciones y nunca llegar al destino que él y nosotros deseamos.

#3 — Localización, localización, localización

El conocimiento de la ubicación conceden una mayor verosimilitud a las redes sociales acercándolas a la vida real. Las aplicaciones creadas para móviles que conjugan redes sociales y la geolocalización suponen el inicios de una serie de servicios que utilizan datos de dónde nos encontramos, lo que nos gusta y quiénes son amigos para crear servicios y contenidos personalizados, recomendaciones sobre actividades y publicidad personalizada.

#4 — Los juegos son importantes para las marcas

Farmville no es juego. Facebook si lo es” esta afirmación de  Bill Goosman directivo de  hi5 es contundente. Los juegos sociales son virales no sociales. Una base de datos de las personas con intereses comunes se puede utilizar para crear un juego que funcione en casi cualquier plataforma, incluyendo las redes B2B. Fijándonos en Farmville, sus prescriptores son mujeres de una edad comprendida entre los 35 y los 50 años. La mecánica del juego no tiene fin lo que genera un flujo de intereses y conexión muy interesante para su uso en el marketing.

#5 — Las redes sociales pueden ser un atajo hacia el éxito

Las pequeñas compañías (y también las grandes) que no se pueden permitir una presencia en los medios de comunicación tradicionales pueden usar las redes sociales para llegar a sus consumidores con humor y rapidez cambiando asiduamente contenidos y mensajes generando un interés continuo en los usuarios.

#6 — Adecuación del mensaje

El medio es el mensaje. Este postulado de Marsall MacLuhan nunca ha sido más vigente. No es lo mismo utilizar Facebook que Twitter o tuenti. Lenguaje, formas y protocolos cambian. Es necesario adecuar nuestro mensaje al medio y al segemento de usuarios al que nos dirigimos. Dentro de la categorización de mensajes podremos hablar de dos tipos: aquellos que generan ruido y otros, los mayoritarios, que no añaden realmente nada importante.

#7 — Los blogs son necesarios

Los blogs corporativos, de los que ya se habló en este espacio, son más que necesarios. Esta herramienta permite conceder una atención personalizada a los usuarios y poner en valor los aspectos de la empresa y sus productos que consideremos dentro de nuestra estrategia se comunicación y marketing.

#8 — Hacia una medición personalizada

En la Internet 1.0, nadie sabía quién o qué eras. En la web 2.0, informamos a todos sobre quienes somos, qué gustos tenemos, dónde estamos y quiénes son nuestros amigos. Esta poderosa herramienta de segmentación puede ser utilizada por los expertos en planificación para diseñar mensajes personalizados. Pensad en el poder de la red social a la hora de cuantificar y medir nuestras inversiones. El gasto en televisión se mide en bloques de 15.000 usuarios, en la web 2.0 puede llegar a ser “one to one. La medición de audiencias sufrirá un profundo cambio con la incorporación de las redes sociales a la planificación de medios.

A %d blogueros les gusta esto: