Tag Archive: El Mundo


En el lenguaje de la red los trending topics son los temas más seguidos por los internautas. Estos gustos difieren según la sociodemografía de los usuarios pero ya dejan patente una profunda brecha entre los medios tradiocionales y los medios online.

El perfil del lector de las grandes cabeceras españolas online es muy diferente entre sí, al menos así se deduce al observar cuáles han sido las noticias más leídas en cada una de ellas. Por ejemplo ¿En qué diario arrasó el tanguita medieval de Natalie Portman?

Las cabeceras han comprendido que no se lee igual en formato digital que en papel. Además, los lectores off y online son muy diferentes entre sí. En Internet no se dedica tanto tiempo a leer las noticias, no se busca el análisis, sino la información inmediata, y por qué no, el entretenimiento. Echando un vistazo a las noticias más leídas de los grandes diarios online se observa que además hay grandes diferencias entre los lectores de las distintas cabeceras. De esta forma, observamos que en el diario líder en la red, elmundo.es, siempre se cuelan entre las noticias más leídas aquellas que tienen como protagonistas a celebrities o aquellos sucesos teñidos de sensacionalismo. Dos noticias relacionadas con espléndido ‘tanguita medieval’ que luce Natalie Portman en una de sus últimas películas ha estado varios días en este ranking: una vez para anunciar que la bella actriz mostraba sus encantos y otra para contar que en USA utilizan la magia digital para cubrir su trasero con una braga, resultado de la censura.

Censuran imagen de Natalie Portman con tanga

Natalie Portman ha sido la estrella de las más leídas en elmundo.es los últimos días, puesto que las polémicas declaraciones de su doble en las escenas de baile en Cisne Negro, así como las respuestas en defensa de la actriz, también han arrasado.

Shakira y su reencuentro con su primer novio, así como su plantón a Hugo Chávez han sido igualmente dos de las noticias que más han pinchado los lectores de elmundo.es. Y como no, las polémicas declaraciones de la cantante Rihanna, asegurando que le gusta que la azoten.
Una directora de un colegio de monjas que se pasa a traficante en un Club de alterne, un niño de apetito voraz o el picadero de Ciudad Universitaria también han ocupado los primeros puestos de la lista. Al igual que el maravilloso desnudo de Elisabeth Taylor o el cigarrillo de Sabina que podría costarle 11.000 dólares a un hotel de Montevideo. La paternidad de Iniesta, las últimas opciones para salvar Fukushima y que Briatore da por perdido este curso para Ferrari son otras de las noticias que han copado el top ten del diario.

Entre las más leídas de El País encontramos algunas relativas a las actas de ETA y al caso Faisán. La alerta máxima en Japón tras el vertido de plutonio, así como que se haya encontrado plutonio y agua altamente radiactiva en la central de Fukushima también inquieta a los lectores. La situación en Libia y los avances de los rebeldes, las declaraciones de Don Felipe sobre Gibraltar, Rubalcaba como candidato preferido y las confesiones entre Bono y Zapatero también se encuentran en esta lista. Al igual que Sabina y su cigarrillo, las fotos inéditas de los Beatles en Canarias, los desvaríos de Charlie Sheen y la pareja de veganos acusados de dejar morir a su bebé por desnutrición.

Dentro de las noticias más populares de La Razón se mezclan historias variopintas. Un nuevo milagro de Lourdes, una nudista que se escondió tanto que tuvo que ser rescatada o la Lady Gaga negra se mezclan con que la OTAN ve indicios de Al Qaeda entre los rebeldes libios, que España se prepara para un tsunami, la historia de un francotirador que mató a dos talibanes con una sola bala o el caso Faisán. También hay titulares impactantes como ‘365+1 consejos para encender la pasión’ y declaraciones polémicas como ‘Me practicaron el aborto en una hora por 940 euros’. El adiós de Zapatero y sus consecuencias en forma de más escaños para el PP han alcanzado igualmente altas cotas de popularidad.

El diario Público sorprende con algunas noticias que se escapan de la agenda habitual de los medios. Es el caso del artículo ‘Cómo se fabricó el mito del cristianismo’ referido a la novela ‘El Buen Jesús y Cristo El Malvado’ de Philip Pullman o de ‘Primer plano de Mercurio’. Entre las más leídas también hay un buen número de noticias referidas a la iglesia como ‘La Iglesia no estará obligada a borrar a los apóstatas de los libros de bautismo’, ‘El fantasma de la Inquisición resucita a golpe de querella’ sobre el encontronazo del actor Leo Bassi con la justicia por blasfemia, o ‘La penalización de la blasfemia se queda obsoleta’. Los artículos de denuncia social se cuelan igualmente entre los más populares. En este apartado encontramos noticias como ‘El presidente de la Diputación valenciana desprecia a los minusválidos’, ‘Los estudiantes claman por un futuro digno’ o ‘Prometí un hospital y aquí está la maqueta!’. La política es otro de los temas de interés de los lectores. ‘PSOE y BNG exigen a Rajoy que explique su fotografía en un barco de los narcos’, ‘El imputado Camps reprocha a Cospedal su trato al PP valenciano’ o ‘Gatillazo de Rosa Díez en su desafío a Zapatero’ son algunos ejemplos.

Si bien queda claro que, teniendo en cuenta la gratuidad de los diarios online y su facilidad para la navegación, los lectores no son fieles y picotean las distintas cabeceras, también se observa que el usuario busca informaciones bien distintas en función del medio.

Fuente: PRnoticias

Anuncios

Cuando eramos pequeños chivarnos de nuestros compañeros debido a su comportamiento gamberril era una de las peores cosas que podíamos hacer. Ante nuestros ojos pasaban escenas de las películas carcelarias que los sábados emitía la única cadena estatal, donde los soplones sufrían las peores venganzas a manos de sus compañeros traicionados.Sin embargo, entre los políticos no se lleva ese código del honor, ellos se dedican a la delación como arma para eliminar competencia. Estas “filtraciones interesadas” se han convertido en uno de los “trending topics” del momento.

Resulta que la rutina de los viernes por la mañana para muchos eurodiputados consiste en llegar al trabajo, fichar, cobrar su dieta y largarse pitando. El escándalo lo destapó el 13 de febrero el periódico británico News of The World en una noticia de pago pero consultable aquí. Tres semanas son mucho tiempo para una información y seguro que a estas alturas la socialista Eider Gardiazábal ya dormía hasta tranquila pensando que nadie notaría en España que ella era una de las cazadas. Pero El Mundo publicó el día 9 en portada su foto maleta en mano, recuperando una historia que inmediatamente han replicado un montón de medios. Por los pelos, Gardiazábal.

Eurodiputados La jornada laboral de los parlamentarios europeos termina los jueves, pero algunos en lugar de salir disparados de Bruselas como haría cualquier oficinista, pasan la noche allí. El viernes madrugan, firman en recepción y se van con su bolsita de fin de semana al aeropuerto o a la estación de tren. El problema es que reclaman las dietas de ese día como trabajado cuando no han hecho nada, y por ello cobran un poco más de 300 euros. Los viernes no se da ni golpe en el Europarlamento.

A Gardiazábal la han pillado fichando a las 9:56 de la mañana. A las 10:20 ya estaba en el aeropuerto lista para coger un vuelo. Junto a ella, eurodiputados de todos los países y signos políticos unidos por algo solo definible con el nombre técnico de un morro tremendo. “De los 160 eurodiputados que filmamos firmando antes de las diez de la mañana, más de un tercio (54) llegaron con bolsas y maletas. Al menos 25 parlamentarios se fueron poco después”, cuenta News of the World. Algunos, como el tory Robert Sturdy, ya han intentado explicarse sin mucho éxito.

El topo que les ha facilitado el acceso a la información es una compañera de trabajo de los eurodiputados, la independiente británica Nikki Sinclair, una mujer muy combativa con los organismos europeos. Unos días depués de la publicación del escándalo, escribió un artículo explicando por qué había decidido ser una chivata. En él cuenta que de media entre 60 y 70 eurodiputados fichan los viernes por una cantidad que la mayoría de sus electores no ganan en una semana. Que propuso el fin de esa práctica pero que su iniciativa fue rápidamente bloquada por el gabinete del presidente del Parlamento. Así que decidió colaborar con la prensa de su país.

Buscando un poco en las hemerotecas uno se encuentra exactamente la misma historia en un bucle en el que solo cambia el nombre de los protagonistas, los medios implicados y el importe de las dietas. En 2004 un eurodiputado crítico austríaco, ex periodista de Der Spiegel llamado Hans-Peter Martin, también se hartó y denunció a sus compañeros. Merece la pena ver este vídeo de la televisión alemana RTL con las colas de eurodiputados con las maletas para fichar un viernes a primera hora de la mañana, y la reacción violenta de algunos de ellos, que huyen o se enfrentan a los periodistas diciendo que no es asunto suyo.

La historia también nos suena, aunque más cercana y a pequeña escala, por lo que destapó el periódico Levante a principios de año, cuando pillaron a medio centenar de funcionarios de la ciudad de la Justicia de Valencia que tenían como hábito aparcar, fichar, largarse a desayunar o a llevar a los niños al cole o a lo que fuera y volver después. Al poco tiempo parecieron pasquines por los juzgados con la foto -sacada de Facebook- del periodista que firmó la historia.

En realidad, las noticias sobre el escaqueo de tiempo o de dinero -es lo mismo- de funcionarios o políticos de más o menos alto rango y a los que pagamos aquí o en Europa son un clásico informativo. En el caso de los europarlamentarios también sus subidas de sueldo y las filtraciones de información económica realizadas desde dentro. Desde el punto de vista de las redes el escándalo de hoy (el mismo que ha estado a punto de desaparecer en el olvido de lo publicado por las barreras de la información de pago) puede parecer uno de tantos que hace hervir la sangre de las redes durante unas horas, como se puede ver en los comentarios de Menéame, y que luego se olvidan para volver a aparecer, sin apenas cambios, unos años después.

Pero hay que tener cuidado, porque en esta ocasión la ebullición está siendo etiquetada, y las cosas con nombre son más peligrosas. En Twitter, la noticia circula acompañada del hashtag #nolesvotes, enseña de un movimiento ciberactivista que está catalizando el hartazgo con las instituciones de un buen número de internautas y que pide el voto de castigo en las próximas elecciones para aquellos políticos que han sacado adelante la Ley Sinde. “¿Para cuándo un #nolesvotes versión europea?”, se preguntaba una usuaria.

La propia Nikki Sinclair da en el clavo en su artículo:

“Si nosotros, como políticos electos, continuamos viendo el erario público como un recurso que explotar mientras aquellos que proporcionan el dinero pierden sus trabajos y sus casas, qué podemos esperar (…) La sociedad es una cosa frágil, como el Politburó aprendió en 1989 y como los dictadores norteafricanos están aprendiendo ahora, la gente no tiene por qué sostener más regímenes corruptos”.

Parece que en los tiempos post-Wikileaks que corren los topos, los chivatos, los infiltrados, los esquiroles son tendencia. Seguro que eso quiere decir algo.

 

Continuaré hoy analizando el papel de los medios y en especial la prensa escrita en el nuevo orden mundial de la información. Coincide que hoy ha sido publicada la segunda oleada del EGM (Estudio General de Medios), panel que deja muchas zonas grises y cuya metodología es bastante discutible. Sin embargo, y a pesar de las dudas que genera, el EGM es un excelente instrumento para observar tendencias (o trends como ahora los modernos del mundo de la comunicación “twitofascebukera 2.0” les gusta decir), lo que aclara es que la prensa escrita sigue perdiendo lectores a marchas forzadas. Lo que más llama la atención es que Público gana lectores sumando 239.000, 17.000 más que el año pasado por las mismas fechas, un 7,7 por ciento, mientras que el ABC, el gran fiasco de Vocento, logra avanzar un raquítico 3,2 por ciento; El País ha reducido un 4,2 por ciento su audiencia, un 1 El Mundo mientras que La Razón se desploma dejando en el camino a casi el 11 por ciento de sus lectores. En su conjunto, los diarios españoles tienen 15.309.000 lectores, es decir, 747.000 menos que hace un año, lo que supone una caída cercana al 5 por ciento. Si cruzamos estos datos con el número de fallecidos a lo largo de 2009 en España, observamos que la prensa pierde más lectores que el número total de fallecidos anuales. Teniendo en cuenta la segmentación de los lectores de prensa, que superan con largueza los 30 años de media podemos afirmar que sus lectores se mueren y los que sobreviven sucumben a Internet.

Penetración sgún segmentación de edades

Bien es cierto que los consumidores tradicionales de papel son muy reacios al cambio de paradigma. El rito del quiosco, leer la prensa en el metro y disfrutar los fines de semana pasando páginas disfrutando de su tacto les hace complicada la reconversión, sobre todo los que superan los sesenta años de media. Los jóvenes lectores lo tienen claro, pasan del papel y tienen a Internet como su primera fuente de información. Y digo Internet, ya que existe una clara tendencia al abandono de los medios tradicionales a favor de fuentes alternativas de información representadas en lo que se viene a llamar Web 2.0.

Ante este panorama, la reacción de la prensa escrita está siendo lenta, no dudaría en calificarla como de agónica. Durante la década prodigiosa de la bonanza económica los grupos de comunicación hicieron su agosto cobrando tarifas astronómicas por su publicidad impresa. Empresas interesadas en comprar voluntades y posicionar sus marcas a cualquier precio, medios hipertrofiados en sus plantillas que creyeron nadar en la abundancia e instituciones encantadas de haberse conocido produjeron las semillas del desastre que se avecina. Los despidos de periodistas, más de 3.000 entre el pasado año y este semestre, a lo que hay que sumar las cada vez más magras plantillas de los departamentos comerciales son la demostración de que las cosas no andan bien. Este es el fin de fiesta de un carnaval del que muchos han recaudado cantidades ingentes de dinero mercadeando con información, influencias y falta de ética. Lo grave es que la falta de soluciones imaginativas, de adaptación a la realidad que se está imponiendo. En este terreno, el principal problema es la resistencia de los españoles por pagar por la información que obtienen en Internet. El experimento de Orbit, una edición digitl de El Mundo al margen de la versión online del propio diario y especialmente pensada para formatos como el Ipad y que permite una actualización casi inmediata de la información. El propio Pedro J. se sorprendía al reconocer que el nuevo formato ya contaba ya con algo más de 14.000 suscriptores (un ridículo 0,2 por ciento de sus lectores diarios). «The Times» y su edición dominical, «The Sunday Times», empezaron a cobrar ayer por sus contenidos digitales. Para acceder a sus páginas en internet los lectores tendrán que abonar una libra diaria, por ese precio se podrán consultar ambas publicaciones y pagando dos libras se tendrá derecho a una suscripción por una semana, aunque la oferta de lanzamiento es de dos libras por treinta días. La publicidad online es un quebradero de cabeza para los ejecutivos publicitarios, sus niveles de ingresos no son suficientes para mantener las actuales estructuras y la pérdida de lectores hablan del decreciente poder de decisión de la prensa tradicional.

Mientras esto ocurre, los chicos de Cupertino han  presentado su plataforma publicitaria, IAds para Ipod e Ipad. La nueva plataforma iAd comenzará su andadura con campañas de publicidad móvil de grandes marcas globales, incluyendo AT&T, Best Buy, Campbell Soup Company, Chanel, Citi, DirecTV, GEICO, GE, JCPenney, Liberty Mutual Group, Nissan, Sears, State Farm, Target, Turner Broadcasting System, Unilever y The Walt Disney Studios. Apple ha decidido restringir el uso de su nueva plataforma publicitaria para aquellos proveedores de publicidad vinculados a desarrolladores distintos del suyo. Esta norma excluirá a muchas redes de desarrolladores de publicidad en dispositivos móviles, como el AdMob de Google. Un tercio de los anuncios gestionados por esta compañía, por la que Google pagó 750 millones de dólares en noviembre del año pasado, va a parar a equipos de Apple.

El gigante de las búsquedas parece haber encontrado en la compañía de la manzana la horma de su zapato. Desde su dominio en la publicidad a través de Internet, que ahora Apple quiere invadir con los móviles como grandes aliados, Google lanzó un órdago a la compañía de Jobs y al resto de la industria del software, incluida la cada vez más desubicada y lenta Microsoft, con Android, su sistema operativo para dispositivos móviles.

Los chicos de Facebook parecen haber encontrado su piedra filosofal.  A tenor de las últimas cifras que han trascendido, parece que su modelo de negocio basado en la publicidad funciona mejor de lo que estimaban los analistas. Fuentes cercanas a la compañía (como empresa privada, no da cifras de negocio) aseguran que Facebook ya es rentable y que facturó el año pasado cerca de 800 millones de dólares (648 millones de euros), más del doble de la cifra registrada en 2008. Este año, se estima que podría ingresar entre 1.000 y 1.200 millones de dólares. La red social tiene ahora dos grandes prioridades: sumar anunciantes e impulsar su expansión en aquellos países en los que no es líder. Facebook incorporará herramientas de geolocalización especialmente pensada con objetivos comerciales así como una mayor facilidad para la venta de juegos online.

Todo un futuro incierto a los que algunos ya le están sacando un gran provecho (vean el caso de PRnoticias).

Los que hemos trabajado de alguna manera en los medios de comunicación, y los que todavía trabajan, mantenemos desde hace tiempo una atenta observación sobre los cambios que el entorno digital ha introducido en la prensa diaria. Al principio prever lo que deparaba el futuro era complicado, pero el paso de los años ha impuesto su realidad implacable.
El primer dato que debemos analizar es el nivel de ventas, y las ventas no es que vayan mal, están fatal. A la crisis económica (un eurito al día y algo más del doble el fin de semana suman la módica cantidad de 34 euros) se le suma el que los nuevos lectores para lo único que se acercan a un quiosco es para comprar chuches, lo que genera una caida espectacular de usuarios. Sólo en abril (según OJD), los cuatro grandes –ABC, El Mundo, El País y La Razón– perdieron 90.000 ejemplares en conjunto con caídas que fluctuaron entre el 8% y el 19% en sólo doce meses. En cuanto a difusión las cosas no van mucho mejor ya que los retrocesos rondan los 20.000 ejemplares en el caso de El Mundo, ABC y La Razón.

Como comprenderéis, el miedo que ya estaba instalado entre los gestores de los medios escritos y que habían tratado de mitigar con draconianas medidas de despido en las redacciones, ha encendido de nuevo las luces de alarma y han aumentado las presiones sobre los departamentos de marketing.
Una de las soluciones adoptadas, al margen de las tradicionales promociones, ha sido emplear una estrategia selectiva que consistente en  de vender dos diarios por el precio de uno. Es el caso de El Mundo y Marca que desde hace tres meses se venden en conjunto en la Rioja y de ABC y Diario La Rioja que lo hace desde hace algún tiempo más en esta misma comunidad autónoma.
La estrategia, o acción de marketing como les gusta llamarla a los editores, es muy simple y consiste en vender dos periódicos por el precio de uno -el del más caro-, con esto impulsan las ventas de las dos cabeceras y aumentan su difusión en la OJD. Lógicamente con mayor difusión, los grandes editores pueden ocultar en parte la grave crisis por la que pasa el sector y atraer a unos anunciantes que se baten en retirada desde hace ya dos largos años.

Es por ello que ABC y El Mundo no son los únicos. Prisa se ha sumado a esta nueva guerra ofreciendo suscripciones “conjuntas” de El País y Cinco Días, este último en crisis permanente desde hace más de un año. Por estos días, diversos comerciales del diario llaman a medios de comunicación para ofrecerles las dos cabeceras impresas por un año al precio de 483 euros más IVA, el valor normal de El País para estas suscripciones. El paquete incluye además acceso a las ediciones digitales de elpais.com y cincodias.com.

Público, fue quien comenzó a utilizar masivamente esta estrategia, aunque a nivel local el grupo Joly ya había probado suerte ofreciendo una revista del corazón cada semana con su periódico de los sábados.  En estos momentos la cabecera de Mediapubli se distribuye conjuntamente -por el mismo precio- con los diarios regionales El Periódico Extremadura, Diario de Noticias (Navarra), Diario de Noticias (Álava), Mundo Deportivo (Canarias) y Odiel (Huelva).
En este mismo periodo Público ha incrementado en un 21,83% su difusión desde los 73.113 ejemplares en abril de 2009 hasta los 89.079 registrados en abril de este año, según los datos en poder de la OJD. Es además el único diario que crece en ventas y en difusión en este mismo periodo en que sus rivales sufren para mantener sus cifras.

Los perjudicados con este nuevo planteamiento son los todopoderosos dueños de los quioscos, que evidentemente ven reducida a la mitad su comisión por lo que las tensiones podrían surgir en el futuro. Sin embargo, este tipo de medidas son sólo parches ante un futuro cada vez más negro. La lógica y los datos invitan a pensar que quienes no se hayan adaptado al medio digital y sus variantes portátiles (ipad, ipod, tablets, papel digital..) verán comprometido su futuro. La conversión al html5 plantea más problemas así como la integración de video en tiempo real.
Los gerentes de los medios han de comprender que el paradigma informativo ha cambiado y que parte de esa información fluye por canales alternativos que se escapa a su control y escrutinio. A su vez los lectores han de comprender que la información de calidad cuesta dinero y que acceder a la información que ofrezcan los medios habrá que pagarla, eso si, quizás mediante una fórmula que combine volumen y una capacidad de selección “a la carta”, ago que choca con el tan español concepto de “todo gratis”. El gran reto se situa en cómo rentabilizar a nivel publicitario los medios digitales, las fórmulas todavía están en pañales y no son satisfactorias ni para anunciantes ni para las epresas editoras.

Los lectores (sobre todo quienes compran los periódicos tradicionales) irán trasvasándose desde el papel a los formatos digitales, de manera que algunas cabeceras locales desaparecerán. El futuro de la edición diaria es oscuro, apuesto por una reconversión que dará lugar a periódicos digitales durante la semana y publicaciones en papel los fines de semana de una mayor densidad y especialización. Eso si, en un sector adelgazado donde sólo sobrevivirán los granes diarios de referencia y alguna cabecera local de importancia.

A %d blogueros les gusta esto: