Tag Archive: España


Mientras en los EE.UU lleva disponible alrededor de un año, en España y Europa la tableta Fire de Amazon sigue sin estar a la venta. Amazon evidentemente trata a su clientes europeos como compradores de segunda categoría ofreciéndoles productos que en los EE.UU están obsoletos. De este modo, Europa se convertiría en el mercado donde deshacerse de los excedentes de producción y dónde optimizar los gastos de i+D. Es gracioso que se comparen las estrategias de Apple y el almacén on line, si bien es cierto que cuando se lance el nuevo Kindle Fire se rebajaría en 50 dólares el precio de su antiguo ‘tablet’ Kindle Fire, de siete pulgadas. La compañía pretende lanzar esta nueva versión de Kindle Fire, junto a nuevos ‘eReaders’, a principios del tercer trimestre de este año, por lo que el actual Fire de Amazon se quedaría en 149 dólares. Pero mientras la estrategia de Apple es global, Amazon se empecina de reservar sus mejores productos (y muy competitivos por cierto) para los clientes norteamericanos.

Presentación Kindle Fire Amazon

Marketing, Amazon, Comunifrikis, Gorka Zamareño, Comunicación

Amazon no solo ha pensado en competir con Apple sino también en copiar su estrategia de negocio. Cuando los de Cupertino se preparan para el lanzamiento de un nuevo iPad rebajan el modelo anterior hasta en 100 dólares. Y Amazon irá más allá presentando una nueva tienda “on line” de música, negocio en el que Apple posee una supremacía indiscutible.

Amazon lance un nuevo ‘tablet’ de gama alta siete pulgadas con una resolución de pantalla de 1280 por 800 a un precio de 199 dólares en EE.UU. en el tercer trimestre, mientras que liberaría el modelo de siete pulgadas existente, ofreciendo una resolución de pantalla de 1024 por 600 y por 149 dólares.
La pregunta es, ¿Cuanto tiempo tendremos que esperar para que Amazon nos ofrezca sus tablets de última generación en vez de pobres lectores con pantallas nonocromo?

Anuncios

“Spain is different”. La imagen de España en el exterior

Tras el controvertido video del Wall Street Journal he recibido un buen número de correos electrónicos que me han hecho reflexionar. El trabajo acometido por los dos terroristas de la información no deja de recoger una serie de tópicos que lamentablemente, los españoles y nuestro gobiernos nos encargamos de esparcir por el mundo. Como muestra no tenemos más que pasearnos por la Feria Internacional de Turismo (FITUR), escaparate de la oferta vacacional patria. Resulta curiosa ver la concentración de alcaldes, concejales, consejeros, autoridades varias repartiendo sonrisas y haciendo las cosas más curiosas: Comer polvorones a cuatro carrillos, embadurnarse el careto con lodo de la poza del Tío Paco (de magníficas propiedades curativas) o vestirse con el traje típico de Villagorrinos de Arriba que es muy llamativo y “demodé”. Trajes regionales, actuaciones de cómicos ancladas en los tópicos del sol y playa de las películas del desarrollismo y mucho cartón piedra que demuestra el amor de los españoles por las construcciones efímeras, estás son las señas de identidad (salvo excepciones) de un país inmerso en un eterno “flashback”.

La realidad es que nuestro litoral está plagado de hormigón, nuestras aguas litorales esquilmadas y nuestras ciudades, en muchas casos necesitan de un buen plan de limpieza y reordenamiento. El modelo de “sol y playa” se ha agotado, nuestra competencia instalada también en la rivera del Mediterráneo o en el Caribe ofrece el mismo producto pero más barato y más exótico.

Los esfuerzos de promoción de Turespaña o Turismo Andaluz, intentan hacer hincapié en otro tipo de segmentos, pero la realidad, tozuda, se impone, al igual que los grupos de presión representados por los hoteleros herederos del “Spain is different” y la España del Chiringuito y la playa.
Como ejemplo de esta simbiosis churrigueresca, la conocida Fiesta del “Pescaito” que todos los años organiza el Alcalde de Torremolinos en Madrid con motivo de Fitur. Un evento que huele a naftalina plagado de momias y ruinas arqueológicas del Antiguo Régimen y que se centra en los viejos tópicos del turismo de masas gelatinosas achicharradas por el sol.

Los efectos de una realidad que supera los mejores deseos y esfuerzos de algunas de nuestras administraciones están a la vista, les adjunto la carta de una buena amiga y periodista como ejemplo:

“Estoy en Australia aprendiendo inglés y pensando sobre mi futuro y me he quedado flipada de la imagen que tienen los australianos de España y sus gentes. Un día haciendo un ejercicio en clase de lo típico de cada país, la profesora dijo sobre los españoles, que además de la fiesta y los toros, nos encanta la siesta. Me quedé alucinada y le contesté que la gente trabaja muchas horas para ganarse el sueldo y muchas de ellas no pueden echarse la siesta. Pero lo peor de todo no es eso,  la mayoría de mis compañeros de clase son suizos, también pensaban lo mismo. Vamos que creen que los españoles somos unos vagos.

Lo que más me indigna de todo esto, es que hablando con gente de todas partes del mundo, la imagen que se tiene de los españoles es que sólo pensamos en la fiesta,  que tenemos muy pocas ganas de trabajar, somos incultos, poco creativos. Cuando les cuento que hay mucha gente que ahora mismo tiene que pelearse por un puesto de trabajo y que en estos momentos los españoles estamos sacando lo mejor nosotros mismos, con muchas ideas…. se quedan alucinados

Me da rabia que los españoles bien formados, con ganas de currar, con ideas, con mucha fuerza por luchar, no aparezcamos en el mapa del resto del mundo porque se piensan que España es fiesta y olé…. Algo normal si se tiene en cuenta que esta es la única imagen que los gobiernos han proyectado sobre los españoles y España.

Australia es un país que está por desarrollarse. Sí, sí, las carreteras son penosas, los medios de transportes ni te cuento, las líneas de operadores móviles son las mismas que hace 20 años en España, los medios de comunicación son de risa. Así miles de cosas. Necesitan mucha mano de obra cualificada, porque aquí como dicen ellos “we’re too lazy”. Los australianos no tienen casi estudios. Prefieren vivir la vida, antes que estudiar. Este es un país con un nivel de vida isimilar que el Reino Unido, pero con una economía muy primaria (agricultura, ganadería y minería). No tenía ni idea de eso y la mayoría de la gente que ha venido aquí tampoco.

¿Por qué? Porque el Gobierno de Australia da una imagen exterior muy distinta”

Estimados lectores, hoy trataré de que no se me note el cabreo. Como todos sabréis, no soy un tipo que se sienta especialmente orgulloso de ser español, en cierto modo, mi internacionalismo trasnochado y una creciente anarco-acracia crecen en mi interior. Me hubiera gustado ser noruego aunque también podría haber caído del lado del mundo donde uno la palma en el primer instante de vida. Lo que me ha soliviantado es impresionante el “documento” gráfico, por así llamarlo, que se puede encontrar en la web del Wall Street Journal, supuestamente uno de los medios más influyentes del mundo.
Con ello no quiero justificar la desastrosa situación de nuestro país, la necesidad de reformas de calado, la falta de iniciativa empresarial.

Manipulación informativa burda y descarada
El video en cuestión, que no tiene desperdicio, está perpetrado por dos terroristas de la información llamados Andy Jordan y Joe Parkinson, dos tipos a los que llamarles colegas de profesión sería todo un piropo. Pero vayamos por partes, el clip de algo más de 18 minutos de duración, comienza describiendo a España como el “país de la Fiesta y el baile”, insertando imágenes de una espontánea bailando flamenco en una calle de Pamplona en medio de los San Fermines. De hecho, a los autores les deben gustar muchísimo estas fiestas ya que recurren a ellas de manera continua. Una voz en “off” nos informa que miles de jóvenes recorren nuestra geografía para asistir a estas fiestas. A estos señores les recordaría que son también un buen número de norteamericanos los que cada año disfrutan del evento y que encarnan, lo peor de ellas. Casualmente, siempre hay alguno de sus compatriotas herido o muerto en los encierros, cuando un astifino decide empitonar a los gringos borrachos que se piensan que los astados son algo parecido a los toros engordados con clembuterol de los rodeos “tejanos” (y lo pongo con j y no x porque escribo en español). Así acaban los mozalbetes de Kansas con un ojete más e incluso, espichándola entre sangre y sus propios vómitos de kalimotxo (que no sangría) barato.
El video continua machaconamente con la idea de una juventud que le gusta estar parada. Esta aseveración se apoya en las declaraciones de una señorita llamada Elena Ortega, de la que se dice que tiene dos licenciaturas y sabe tres idiomas, chapurreando un inglés con acento de Parla y que afrma que “los jóvenes quieren trabajar dos años y luego ser despedidos para cobrar el subsidio que les da el gobierno”. Mira rica, por mis aulas han pasado cientos de alumnos y te aseguro que sudan la camiseta y muchos de ellos curraban para poder estudiar. Claro que no todo el mundo vive en casita de sus padres dando de comer a un conejo que debería ir a la cazuela de algún indigente parado. Le solicitaría al señor Zapatero que a esta señora la desposeyeran de la nacionalidad (como es habitual en los EE.UU para los indeseables) y tuviese que emigrar forzosamente para buscarse la vida, que para su suerte está muy bien formada (y no me refiero a sus curvas).

Es también curioso el continuo uso de recursos en los que aparecen músicos rumanos, hombres estatua y gente de mal vivir en general; sin embargo lo más vergonzante es la imagen que aparece en el minuto 16:43 cuando cruza la pantalla una mujer con burka y acto seguido aparece un rumano tocando un acordeón. No sólo quieren desprestigiar este país sino que se juega con la idea de que debe estar lleno de radicales islámicos.
Las opiniones de los “expertos” que aparecen en el video son en muchos casos risibles. El más divertido (y del que se repite la intervención) es un tal Lorenzo Bernaldo de Quirós (del que no hemos encontrado referencias) al que aconsejamos que aprenda a vestir y que repite a modo de profeta enfervorecido “España es el Leman Bothers de Europa”. Presidente de una consultora que no posee ni web y miembro de la fundación FAES, como el resto de especialistas consultados, las declaraciones obvian parte de nuestra realidad económica.

Un segundo bloque del video se dedica a la burbuja inmobiliaria, problema que se generó cuando el Sr. José María Aznar decidió que ese sería el modelo económico y de crecimiento de nuestro país. Casualmente, ese mismo Aznar es Consejero de News Corporation, empresa propietaria del Wall Street Journal para mayor gloria de Rupert Murdoch. A este magnate le preguntaría sobre los bonos basura y las hipotecas “subprime” que puso en circulación el sistema yanki con funestos resultados. El bloque se cierra con un ataque a nuestro sistema bancario, haciendo aparece logotipos de entidades bancarias que nos son españolas como el BNP, el HSBC, el Deuche Bank o El Comerzbank. Olvidan Jordan y Parkinson las pruebas de esfuerzo publicadas por la UE en la que el sistema bancario destacaba por su solvencia. Este es, seguramente, el caso de las entidades de crédito norteamericanas que han tenido que ser rescatadas por el tesoro norteamericano a costa de los contribuyentes norteamericanos. Cabe preguntarse cual es el objetivo de este tipo de pseudo documentales. Pero si unimos a un José María Aznar resentido, a Rupert Murdoch y a la FAES, está claro el intento de desprestigiar a nuestro país y hacer sufrir a todos sus ciudadanos mediante una crisis de confianza que socaven nuestros mercados. Podría haberme referido a la imagen de los EE.UU: Racismo rampante, grandes bolsas de pobreza, altos índices de mortalidad infantil, paletos de la américa profunda hundidos en el crank, Guantánamo y la tortura, radicalismo religioso, gordos y comida basura, armas y delitos por doquier. Sin embargo, prefiero pensar en todo lo positivo que los norteamericanos nos pueden aportar.

P.D.: Este post se lo he enviado a los autores del polémico video. Espero que los hayan pagado bien por caer en el desprestigio. ¿Tendremos alguna respuesta? Por cierto,  no lo traduzco al inglés porque no me sale de los mismísmos…

A %d blogueros les gusta esto: