Tag Archive: infidelidad


En el anterior post dedicabamos varios consejos todo aquello que no se debe hacer en Facebook. Sin embargo, es evidente que la curiosidad y las ganas de hacerle la vida imposible a ese cabroncete que nos hace sentir unos mierdecillas, nos lleva a intentar reventar su cuenta del “feisbuk” para conocer al dedillo todos sus movimientos. Otra modalidad más cutre pero con más popularidad es la de intentar controlar los mensajes privados de parejas, amantes, novias y vástagos díscolos.

Un 89% de los usuarios de redes sociales entrevistados para un estudio privado aseguraron haber intentado “hackear” o acceder de manera fraudulenta a una cuenta ajena de estos servicios a través de programas informáticos. Según este estudio, elaborado por la compañía de software de seguridad, BitDefender, los usuarios intentaron “hackear” cuentas para conocer los mensajes personales de su pareja, así como cambiar su información personal, y para espiar la actividad de sus padres o hijos. La encuesta se basó en entrevistas a una muestra de 1.500 personas de 21 países, con edades comprendidas entre los 15 y los 57 años.Hombre pasamontañas en facebook

Este estudio, que también incluye un historial de búsquedas en Google, revela que “hay más de dos millones de resultados” sobre “passwordhacking”, que es como se denomina a este comportamiento en la red. La mala noticia para los fisgones aficionados es que generalmente cuando se busca una aplicación para acceder a cuentas ajenas, lo más probable es que se acabe por instalar malware (software perjudicial no controlado por el usuario) que deje tu ordenador a merced de cualquier pirata desaprensivo.

De la misma manera que son muchas las personas que se han reencontrado y han conocido el amor gracias a las redes sociales, muchas también han visto cómo estas -y en especial, Facebook- acababan con su relación de pareja.

Y es que el “tonteo” en la red social, el reencontrarse con viejos amigos o amores en la red o la facilidad para encontrar pruebas de infidelidad en esas fotillos, comentarios o vídeos que se cuelgan en los muros de los usuarios ha provocado que muchas personas citen también a Facebook como causa de su ruptura sentimental. Según un estudio publicado por la revista especializada, CyberPsychology and behaviour Journal, Facebook, la red social creada por Mark Zuckerberg ha provocado 28 millones de separaciones, aunque no se especifica cómo se ha realizado el recuento. A pesar de las terribles experiencias emocionales experimentadas en nuestras pasadas relaciones, el 95% de los usuarios de Facebook ha buscado en algún momento a su ex-pareja a través de la red social, lo que ha provocado reencuentros que, en algunos casos, han llevado a infidelidades y rupturas sentimentales.

CyberPsychology and Behaviour Journal, en su última edición de 2011, señala -como recoge InfoBAE entre otros medios- que el problema es que las redes sociales han cambiado la percepción de lo que es público y privado. Los usuarios además tienen acceso a más información sobre sus ex parejas y también sobre los amigos de sus actuales parejas, y eso a veces lleva a saber cosas que no se querrían saber…

 

Anuncios

A estas alturas conozco a poca gente que no tenga cuenta en Facebook a parte de mi queridísima amiga Lorena (aunque he logrado convencerla de que se abra una en Twitter). Esta exposición de nuestras vidas, que a algunos tanto les gusta y de la que disfrutan como cochinos panza arriba (virtualmente hablando), puede acarrear potenciales peligros que muchas veces son directamente proporcionales a la estupidez de los usuarios “feisbukeros”. Por todos son conocidos los casos que saltan a la palestra de los medios, de personas despedidas de sus trabajos por realizar ciertos comentarios o ser vistos en fotografías que mas vale hubieran sido entregadas al fuego purificador del infierno.

Haciéndome eco de lo publicado en la revista Time, haremos un repasito de aquellas cositas que nunca deberíais publicar, hacer o sólo pensar en vuestra red social favorita (y por extensión a las demas).

1.- No muestres fotografías bebiendo o en estado ebrio. Hay personas que han perdido su trabajo por colgar fotografías en las que aparecen consumiendo alcohol. Este es el caso de una joven profesora de Georgia (EE UU) que publicó imágenes bebiendo cerveza en la fábrica de Guinness. Lo que sirve para el alcohol también es extensible a todo tipo de fotografías en las que se nos vea con poca o ninguna ropa practicando cualquier opción sexual. Especialmente perniciosa es la práctica de sexo con animales y cualquier tipo de parafilia similar.

2.- Escribir sobre cuanto odias tu trabajo: Sí lo sé, te encantaría poner a parir a tu jefe y contar toda la mierda que rodea a tu asqueroso trabajo. Te encuentras explotado, manipulado y acosado (esto es España, qué creías tú), sin embargo debes lucir tu mejor cara y los piropos más lisonjeros a tus jefes. Haz de tu muro un rincón del peloteo más asqueroso. Nunca manifiestes lo que piensas. Si la última gota colma el vaso, el AK-47 es la mejor solución. No olvides hacer fotos de la masacre para compartirlas con tu mejores amigos.Maltrato laboral

3.- No dejes rastros de tu infidelidad. Tu mujer, novia o pareja pueden saber de informática mucho más de lo que piensas. Seguro que ellas conocen tus claves de acceso. Entonces, ¿Por qué te empeñas en mandar esas poesías tan cursis a tu enamorada? Aunque parezca mentira, la mayoría de las infidelidades tienen un rastro en Facebook. Un reciente estudio realizado por la American Academy of Matrimonial Lawyers de EE UU asegura que 8 de cada 10 casos estudiados han dejado evidencias de infidelidad en las redes sociales. Si te pillan que no sea por unos cuernos virtuales que sea por unos que rasquen el techo.

4.- No publiques fotos de tu ex pareja desnuda. Los cuernos te llegan a Plutón y la rabia te hace babear de manera incontenible, pero si has pensado hacer circular ese video guarrete de tus escarceos sexuales o las fotos subidas de tono que te regaló ella, olvídate. La venganza está muy bien, pero no mola nada que te juzguen por unas fotos. Recuerda, la venganza es un plato que se sirve muy frío.

5.- No copies respuestas de trabajos académicos. Ya se, es un peñazo, todos los profesores os ponen un montón de trabajos, en su mayoría estúpidos y aburridos. Sois los reyes del mambo e internet no tiene secretos para vosotros. Lo malo es que tampoco lo tiene para la mayoría de vuestros docentes, ¡qué putada!. Ya es hora de ser originales. Copiar de una red social o de internet es realmente chungo, demuestra vuestra falta de iamginación que es mucho peor que un mal trabajo.

6.- Chantajear. La extorisión es para cobardes. Siempre funcionan mejor un buen par de ostias en vivo y en directo. El chantaje deja huella y es un delito bastante importante. Si se te ha pasado por la cabeza hacerte pasar por otra persona para obtener fotografías comprometidas, has de saber que el “pishing” es una actividad muy perseguida por la Benemérita y que esos siempre acaban (por suete) trincándote.

7.- No mencionar cuando vas a estar ausente de tu casa. La crisis y la idiosincrasia de este país producen una cantidad de chorizos impresionante. Siempre están atentos a que algún idiota publique en su muro: “Nos vamos un par de semanas de crucero”. Ya sabes el efecto que eso tiene entre los amigos de lo ajeno. Si eres retorcido siempre puedes montar una trampa y atrincherarte junto a tu suegra armados de sendas escopetas, a ver quien aparece por la puerta.

A %d blogueros les gusta esto: