Tag Archive: secreto


Me rilo. Décadas de mitos y leyendas urbanas han llegado a su fin. Que si sólo hay tres personas que la saben  (cada una de las cuales conoce una parte diferente de la receta) y nunca viajan juntos. Que si el ingrediente secreto es custodiado las 24 horas, que si se hace con los muertos (ah, no, eso eran las galletitas del Soylent Green). La cuestión es que después de 125 años de secreto hoy podemos revelar el listado de ingredientes (y sus proporciones) de la chispa de la vida. Todo gracias a un veterano de  la Guerra Civil norteamericana, John Pemberton, considerado el inventor de la Coca-Cola, de cuya receta original se conserva una fotografía. Y aún hay más.

La famosa receta fue pasando de generación en generación y una fotografía de la misma se incluyó en la edición del Atlanta Journa Constitution del 18 de febrero de 1979. Recientemente para la edición del libro This american life de Ira Glass se ha recuperado esa fotografía y al compararse con otras recetas que se conservaban se ha podido constatar que es la original. Toda la paranoia concerniente al secretismo sobre la receta original, al parecer, proviene de la obsesión de uno de los primeros presidentes de la compañía, Asa Candler, quien al recibir en 1887 la receta original, obsesionado con que alguien se la copiase o robase, ordenó que nunca volviera a mostrarse, retiró de todas las botellas la descripción de los ingredientes y al parecer supervisaba todo el correo de la compañía para evitar filtraciones. Cuánto habría sufrido este hombre hoy con Wikileaks.Ingredietes de la Coca Cola

Y ahora lo que estabas deseando conocer, la auténtica y original receta de la Coca-Cola. Apunta:

La receta:

Fluido de extracto de hoja de coca:  3 drams USP

Ácido Cítrico: 85 gramos
Cafeína: 28 gramos
Azúcar: 30 gramos
Agua: 9 litros
Zumo de lima: 1 litro
Vainilla: 28 gramos
Caramelo: 42 gramos o más para obtener más color

El ingrediente secreto 7X (usar 57 gramos de aromatizante para preparar 19 litros de sirope):

Alcohol: 227 gramos
Aceite de naranja: 20 gramos
Aceite de nuez moscada: 10 gotas
Cilantro: 5 gotas
Neroli: 10 Gotas
Canela: 10 Gotas

Y ahora os daremos la mala noticia antes de que salgáis corriendo al supermercado con esta lista de ingredientes pensando en fabricar vuestro propio emporio de refrescos de cola. Sí hay un ingrediente que no podrás obtener: el fluido de extracto de hoja de coca. Al parecer la compañía es la única del mundo autorizada a través de un acuerdo con la DEA (la administración norteamericana de lucha contra la droga) a cultivar, procesar y comercializar ese producto. Aunque siempre podeis llegar a algún acuerdo con un distribuidor local colombiano. Sinceramente, hubiera preferido que se mantuviese el secreto. LAs leyendas urbanas molan.

Anuncios

Si señoras y señores, parece que los mercados, a tenor de las nuevas “reformas” anunciadas por nuestra Primera Dama ZP, han frenado su caída libre. Menos Estado y más privatizaciones. Sinceramente, ya no se lo que pensar: si volverme un “neocon” trasnochado de colmillo afilado, trajes de 3.000 euros (que se lo digan a más de uno) y mujer florero requetemona. También podría convertirme en un progre trasnochado de chaqueta de pana raída, palestino al cuello y pelo churretoso.
La verdad es que lo que veo a mi alrededor me dan ganas de vomitar. Sin ir más lejos esta semana, cuando caminaba por las calles de Madrid, observé esa bonita publicidad del sindicato CC.OO. (pronunciado a la manera del insigne comediante Urdaci) en el que se vanaglorian de poseer más de 1.300.000 afiliados. Supongo que esos bonitos mupis salen de los bolsillos de todos los españolitos que vía fondos de formación, liberados y mafioseo institucional pagamos a escote la fabulosa campaña. Supongo que los mafia-sindicatos (que conforman un conglomerado digno de estudio y a cuyos líderes habría que guillotinar al amanecer en la plaza de la Vendome al son de los tambores), ya se estarán peleando por quítate que quiero colocar a mis amiguetes entre esos 1.500 orientadores que nuestro Primer Ministro, Rubalcaba ha anunciado que iba a poner a disposición de los parados. Como dirían en Andalucía con cara de pocos amigos, “que esta nueva hornada de enchufados orienten a sus muertos”, que también deben estar revolviéndose en sus camposantos.
Mientras nos apretamos el cinturón hasta la asfixia, nuestra clase política no quiere enterarse. A estos vagos redomados, les sugeriría coger más el metro y gastar más suela de zapato con más sueldo que la extinta ayuda social de 420 eurazos. Seguro que Cospedal, Pajín y compañía no iban a tener ni para manicura. Capítulo a parte son nuestros Cortijos Autónomos, eso de la moderación en el gasto no va con ellos. Con unas elecciones a la vista ¿quien va a dejar de subvencionar la sopa boba?

Wikileaks

Para colmo nos enteramos esta semana, gracias a un tipo de que se cree la democracia, Julian Assange, que dirige Wikileaks, el pasteleo que se traen nuestros jueces con el amigo americano. Pensé que eso del Departamento de Estado de los EE.UU era algo más serio, pero me rilo de los cables que parecen una novela por entregas de Teleindiscreta. El putiferio en el que se ha convertido Europa y lo “mierdecillas” parafraseando a Reverte, que son los gobernantes del Continente, lo saben hasta en el último iglú de Finlandia. No hace falta ver mucho la tele para darse cuenta de que Putin es un macarra, Berlusconi un putero, Merkel una floja y Zapatero un flipao suicida. Para eso no hace falta cables ultrasecretos y fiestas en las embajadas poniéndose hasta las cejas de canapés de caviar iraní. Luego viene lo de nuestro poder judicial, tirándose los trastos y quedando como el culo. Lo que más les deseo, es que les pille una reforma del santo poder y los deje, en la puta calle, por vagos y marujas.
La campaña de difamación y acoso contra la web y su promotor ya ha comenzado. Cualquier maniobra sirve para desacreditar a quienes se preocupan de arrojar luz sobre las tinieblas de las mordazas que los gobiernos se empeñan en imponer sobre los asuntos que conciernen a toda la ciudadanía. Todo en nombre del bien común. ¿Pero quién se ocupa de establecer ese bien común? Yo creía que eso de procurar el bienestar consistía en que gozásemos de empleo, igualdad de oportunidades y un sistema bien administrado. La realidad es mucho más prosaica y lo que nuestros políticos y jerifaltes ocultan, son sus miserias y su cutrerío casi innato. Para todo hay que valer en esta vida.

En España no hace falta ni wikileaks, el patio de vecinos que es nuestro país, permite que cualquier indocumentado se dedique a largar a destajo. Otra cosa es que algún medio de comunicación lo cuente, como es el caso de la carta que los empresarios enviaron al Rey y en la que calificaban de “democracia de incubadora” a nuestro sistema político. En el documento, se manifestaban muy preocupados por la clase política, el sistema educativo y el judicial reclamando medidas de reforma urgentes.

A la carrera, y bajo el supuesto de que ya estaba programada,  nuestra Primera Dama se ocupó de convocar a los recalcitrantes a una reunión con el fin de acabar con el movimiento sedicioso. Los 40 elegidos para la gloria compartieron palmaditas en la espalda y buenas palabras. Mientras tanto, pequeños empresarios, currelas, parados y pensionistas asistimos a este circo con cara de circunspectos. Si salimos de esta no será gracias a esta pandilla.

A %d blogueros les gusta esto: