Tag Archive: Wall Street Journal


Lance Armstrong ha pasado a la historia de la publicidad. Si hasta ahora el heptacampeón del Tour de Francia era uno de los rostros famosos con los que la marca Oakley, ahora debería estar temblando ante la competencia que se le ha venido encima.

Supongo que quienes lean estas lineas no han estado aislados en una profunda jungla del sureste asiático durante semanas o en una profunda cueva haciendo compañía al archivillano Bin-Laden. Por ello conocerán todos los detalles sobre el rescate de los 33 mineros chilenos atrapados a más de 700 metros de profundidad en el norte del país andino. Durante 69 días hemos conocido sus vidas, sus problemas y las dificultades de su trabajos.

Gracias a la ayuda de amigos, patrocinadores e instituciones el desenlace de esta historia ha sido feliz. En el momento mismo que Chris Brogan, asesor de la marca americana, estaba hablando con los miembros directivos de su empresa de cómo Oakley utilizaba la tecnoclogía para conectar con los consumidores, los mineros chilenos lograron contactar de nuevo con sus familias gracias a la tecnología donada, entre otros patrocinadores, por el fabricante de gafas.

Al día siguiente Oakley publicaba la siguiente entrada en su blog:

“Hace unas semanas, Oakley  se puso en contacto con Jonathan Franklin, un periodista que trabaja para Addict Village, una pequeña agencia de medios de comunicación en Santiago de Chile. El Sr. Franklin estaba cubriendo las tareas de rescate y recomendó los productos de Oakley a la aseguradora de salud privada chilena, conocida como ACHS “Asociación Chilena de Seguridad,” para proteger los ojos de  los mineros una vez que salieran a la superficie.
En base a sus requerimientos y especificaciones completas del producto, Oakley donó 35 pares de Oakley Radar ® con lentes Negro Iridium ® y lentes en Camino ™ para los mineros que necesitaran protección ocular tras la salida de la mina. El ministro de minería, Laurence Golborne (que dirigió el rescate) ha solicitado usar par adicional para mostrar la solidaridad con los mineros.
Oakley Radar ® gafas de sol, la elección de los mineros chilenos.”

¿Filantropía o “product placement”?

Las gafas donadas tenían un coste unitario de 120 €. ¿Cuál ha sido el valor de la publicidad? No tiene precio. O casi. Según CNBC las apariciones publicitarias tuvieron el siguiente retorno:
En lo referente en apariciones en las televisiones de todo el planeta, Oakley obtuvo 41 millones de dólares en tiempo de publicidad equivalente, según una investigación realizada por CNBC para Front Row Analytics, firma dedicada a la evaluación de los  patrocinios.
En cuanto a la distribución de dichos beneficios por países, Oakley obtuvo un mayor éxito en China (1,7 millones de dólares), 6,4 millones en los Estados Unidos, 898.000 dólares en el Reino Unido y 703.000 dólares en Chile.

Oakley fue una de las marcas más visibles entre las que realizaron aportaciones a los esfuerzos del rescate, pero no fueron los únicos.  La broca de la perforadora fue desarrollada por el Center Rock,  el taladro de perforación de se obtuvo gracias a la colaboración de Schramm Inc., ambas empresas situadas en Pennsylvania. Una compañía llamada Zephyr desarrolló la tecnología hizo posible el sistema para el soporte vital de los mineros.

Nuestro querido Wall Street Journal publicó una artículo titulado “El capitalismo salvóa los  mineros” donde se detallaba qué otras empresas hicieron que el rescate fuera posible. A juzgar por los sitios web de dichas empresas, la mayoría de los donantes se sienten orgullosos de sus contribuciones. ¿Por qué no?

El Huffington Post efectuó la siguiente pregunta entre sus lectores: “¿Las acciones de Oakley son de buen gusto?”
Las opciones de respuesta de la encuesta eran las siguientes: (a) Recomendable (B) Despreciable. (C) Probablemente bien intencionadas, pero también bien pensadas.
El  9,83% de los lectores de The Huffington Post opinaron que la acción de Oakley fue  “En algún modo despreciable”. Habría que pensar en la auténtica necesidad que tenían los mineros de una protección ocular. En caso positivo, ¿hay algo realmente malo en este tipo de acción?. Habría que preguntarse que opinan los lectores si supiesen que  Steve Jobs donó un  iPod a cada minero?

¿Cuál es su opinión sobre la idea de que la donación de Oakley ha ayudado a los mineros? ¿Es una acción altruista u oportunista?  Yo tengo mis dudas.

Anuncios

Estimados lectores, hoy trataré de que no se me note el cabreo. Como todos sabréis, no soy un tipo que se sienta especialmente orgulloso de ser español, en cierto modo, mi internacionalismo trasnochado y una creciente anarco-acracia crecen en mi interior. Me hubiera gustado ser noruego aunque también podría haber caído del lado del mundo donde uno la palma en el primer instante de vida. Lo que me ha soliviantado es impresionante el “documento” gráfico, por así llamarlo, que se puede encontrar en la web del Wall Street Journal, supuestamente uno de los medios más influyentes del mundo.
Con ello no quiero justificar la desastrosa situación de nuestro país, la necesidad de reformas de calado, la falta de iniciativa empresarial.

Manipulación informativa burda y descarada
El video en cuestión, que no tiene desperdicio, está perpetrado por dos terroristas de la información llamados Andy Jordan y Joe Parkinson, dos tipos a los que llamarles colegas de profesión sería todo un piropo. Pero vayamos por partes, el clip de algo más de 18 minutos de duración, comienza describiendo a España como el “país de la Fiesta y el baile”, insertando imágenes de una espontánea bailando flamenco en una calle de Pamplona en medio de los San Fermines. De hecho, a los autores les deben gustar muchísimo estas fiestas ya que recurren a ellas de manera continua. Una voz en “off” nos informa que miles de jóvenes recorren nuestra geografía para asistir a estas fiestas. A estos señores les recordaría que son también un buen número de norteamericanos los que cada año disfrutan del evento y que encarnan, lo peor de ellas. Casualmente, siempre hay alguno de sus compatriotas herido o muerto en los encierros, cuando un astifino decide empitonar a los gringos borrachos que se piensan que los astados son algo parecido a los toros engordados con clembuterol de los rodeos “tejanos” (y lo pongo con j y no x porque escribo en español). Así acaban los mozalbetes de Kansas con un ojete más e incluso, espichándola entre sangre y sus propios vómitos de kalimotxo (que no sangría) barato.
El video continua machaconamente con la idea de una juventud que le gusta estar parada. Esta aseveración se apoya en las declaraciones de una señorita llamada Elena Ortega, de la que se dice que tiene dos licenciaturas y sabe tres idiomas, chapurreando un inglés con acento de Parla y que afrma que “los jóvenes quieren trabajar dos años y luego ser despedidos para cobrar el subsidio que les da el gobierno”. Mira rica, por mis aulas han pasado cientos de alumnos y te aseguro que sudan la camiseta y muchos de ellos curraban para poder estudiar. Claro que no todo el mundo vive en casita de sus padres dando de comer a un conejo que debería ir a la cazuela de algún indigente parado. Le solicitaría al señor Zapatero que a esta señora la desposeyeran de la nacionalidad (como es habitual en los EE.UU para los indeseables) y tuviese que emigrar forzosamente para buscarse la vida, que para su suerte está muy bien formada (y no me refiero a sus curvas).

Es también curioso el continuo uso de recursos en los que aparecen músicos rumanos, hombres estatua y gente de mal vivir en general; sin embargo lo más vergonzante es la imagen que aparece en el minuto 16:43 cuando cruza la pantalla una mujer con burka y acto seguido aparece un rumano tocando un acordeón. No sólo quieren desprestigiar este país sino que se juega con la idea de que debe estar lleno de radicales islámicos.
Las opiniones de los “expertos” que aparecen en el video son en muchos casos risibles. El más divertido (y del que se repite la intervención) es un tal Lorenzo Bernaldo de Quirós (del que no hemos encontrado referencias) al que aconsejamos que aprenda a vestir y que repite a modo de profeta enfervorecido “España es el Leman Bothers de Europa”. Presidente de una consultora que no posee ni web y miembro de la fundación FAES, como el resto de especialistas consultados, las declaraciones obvian parte de nuestra realidad económica.

Un segundo bloque del video se dedica a la burbuja inmobiliaria, problema que se generó cuando el Sr. José María Aznar decidió que ese sería el modelo económico y de crecimiento de nuestro país. Casualmente, ese mismo Aznar es Consejero de News Corporation, empresa propietaria del Wall Street Journal para mayor gloria de Rupert Murdoch. A este magnate le preguntaría sobre los bonos basura y las hipotecas “subprime” que puso en circulación el sistema yanki con funestos resultados. El bloque se cierra con un ataque a nuestro sistema bancario, haciendo aparece logotipos de entidades bancarias que nos son españolas como el BNP, el HSBC, el Deuche Bank o El Comerzbank. Olvidan Jordan y Parkinson las pruebas de esfuerzo publicadas por la UE en la que el sistema bancario destacaba por su solvencia. Este es, seguramente, el caso de las entidades de crédito norteamericanas que han tenido que ser rescatadas por el tesoro norteamericano a costa de los contribuyentes norteamericanos. Cabe preguntarse cual es el objetivo de este tipo de pseudo documentales. Pero si unimos a un José María Aznar resentido, a Rupert Murdoch y a la FAES, está claro el intento de desprestigiar a nuestro país y hacer sufrir a todos sus ciudadanos mediante una crisis de confianza que socaven nuestros mercados. Podría haberme referido a la imagen de los EE.UU: Racismo rampante, grandes bolsas de pobreza, altos índices de mortalidad infantil, paletos de la américa profunda hundidos en el crank, Guantánamo y la tortura, radicalismo religioso, gordos y comida basura, armas y delitos por doquier. Sin embargo, prefiero pensar en todo lo positivo que los norteamericanos nos pueden aportar.

P.D.: Este post se lo he enviado a los autores del polémico video. Espero que los hayan pagado bien por caer en el desprestigio. ¿Tendremos alguna respuesta? Por cierto,  no lo traduzco al inglés porque no me sale de los mismísmos…

A %d blogueros les gusta esto: